Historia

La historia de Telem comenzó en 1947, en Rio de Janeiro, cuando se fundó por un grupo de origen francesa - ITE Iluminación Técnica, con el objetivo de producir material de iluminación. Algunos años después, inició la fabricación de sistemas de acondicionamiento de aire, cambiando su denominación social para ITEC - Iluminación Técnica y Climatización.

 

En 1953, la empresa decidió cambiar su domicilio para la ciudad de Lorena, en el interior de São Paulo, en donde construyó su primera fábrica, con 4000m² de área útil.

 

Cuatro años después, un grupo francés indicado por el Banco Crédito Lyonnais asumió el control de ITEC, que pasó a llamarse Telem - Técnicas Electromecánicas.

 

Un año después, Jacques Breyton, con la intermediación del Banco Francés y Brasileño, compró la empresa y transfirió la fábrica para la capital del estado - principal centro de compra de materia prima y distribución de producción - iniciando así las operaciones de Telem en São Paulo.

 

A partir de 1959, Telem comenzó a producir proyectores para grandes espacios públicos e industriales e interruptores manuales y magnéticos en su sede propia, en el barrio de Ipiranga, donde sigue instalada hasta la actualidad.

 

En la década de 70, la empresa pasó a producir interruptores de 100 y 200A para Mercedes Benz y Volvo, para equipar camiones fabricados en Brasil, así como faros de locomotoras para General Electric y faros para alas de aviones de Embraer.

 

En los años 80, ante las dificultades en el sector de importaciones enfrentadas por las emisoras de TV, industria cinematográfica y compañías de teatro, Telem comenzó a producir una serie de equipos para esos segmentos, haciendo de la iluminación escénica el "producto principal" de la empresa.

 

Telem amplió su espectro de actuación y comienza, en la década siguiente, a representar también a marcas internacionales iniciando así la expansión de su nombre hacia afuera del mercado nacional, implementando paralelamente la producción de su línea de productos.

 

Además de eso, la empresa comenzó a prestar servicios en el campo de obras. Pasó, entonces, a asumir integralmente la restauración y ejecución de reformas de teatros, salas de charlas y estudios de TV entre otros, no limitándose a proveer apenas equipos, pero también, ejecutando proyectos que incluyen iluminación, escenotecnia y sonorización, tornándose así, la empresa líder en el sector.

 

En el año de 2008, cumpliendo los anhelos del mercado por soluciones completas e integradas, Telem se unió a Feeling Structures, pasando entonces a ofrecer la mejor y más completa línea de equipos nacionales e importados y de servicios, supliendo los más sofisticados niveles de exigencia del mercado.